7. MUJERES Y ENFOQUE DE GÉNERO

Las organizaciones de la sociedad civil expertas en derechos de las mujeres y enfoque de género se refirieron a los elementos que se deberían tener en cuenta para garantizar la transversalidad del enfoque de género en todo el proceso de reparación y aportaron un gran número de ideas concretas muy valiosas para ser tenidas en cuenta en cada uno de los programas, que transmitiremos de manera detallada posteriormente.


Entre estas ideas que surgieron, me permito ahora resaltar la necesidad de incluir estrategias de difusión e información para las víctimas de violencia sexual y estrategias de formación para los funcionarios y funcionarias que reciben víctimas de este delito, en las cuales se incorporen los elementos desarrollados por la Corte Constitucional. Esto debe incluir las garantías de confidencialidad, el trato digno, el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo la interrupción voluntaria del embarazo cuando corresponda, la asesoría jurídica y el apoyo psicosocial.


Frente a los procesos judiciales por delitos de violencia sexual, se recomienda establecer mecanismos que garanticen la aplicación correcta por parte de fiscales y jueces de las normas especiales sobre prueba establecidas en la Ley de Víctimas, en concordancia con las establecidas en la Ley 1257 de 2008 sobre violencia basada en género. También es importante retomar y no perder en este proceso el esfuerzo de la Defensoría del Pueblo de contar con personas especializadas para proporcionar asistencia judicial a mujeres.


Las medidas de protección con enfoque de género y con lineamientos específicos para las mujeres (individualmente consideradas y considerando también a su grupo familiar), y para los niños y las niñas, también fueron objeto de preocupación. Las representantes de las organizaciones de mujeres señalaron la necesidad de desarrollar un enfoque que privilegie la prevención, con tiempos de respuesta ágiles y procesos de concertación de las medidas de protección y acompañamiento adecuados.


Con relación a los procesos de restitución de tierras, se recomendó hacer un diagnóstico de los despojos que han afectado específicamente a las mujeres y de las modalidades de esos despojos, que incluyen violencia sexual, coacción y persecución a mujeres con VIH, feminicidios, corrupción administrativa en detrimento de los derechos de organizaciones de mujeres campesinas beneficiarias de títulos colectivos, entre otros, con el fin de diseñar una respuesta adecuada a esas modalidades.
Así mismo, recomendaron desarrollar medidas específicas para los procesos de restitución que involucren niños y niñas huérfanos, con garantías efectivas de recuperación integral.


Frente a los mecanismos de participación, se recomendó que en los foros regionales previstos por el Gobierno para los próximos dos meses se incluyan mecanismos de trabajo explícitamente orientados a recoger los aportes de las mujeres, que los procesos de consulta previa con pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes incluyan de manera específica la consulta con mujeres indígenas, afros y de otros grupos étnicos, y que en los Comités Departamentales de Justicia Transicional, y las Mesas de Participación previstas en la Ley, se asegure una participación de 50% de mujeres.