Minería amenaza cultivos de arroz

La sedimentación del río Saldaña está afectando los cultivos de unos 1.400 arroceros del sur del Tolima. Al año se están invirtiendo 4 mil millones de pesos para controlar la problemática.

 

Los cultivos de arroz del Tolima son una de las víctimas de la minería ilegal que se realiza en las cercanías del río de Saldaña.

 

Los sedimentos que se han ido depositado en los canales hídricos por culpa de la explotación de oro, por lo menos en las últimas tres décadas, han obstruido el paso del agua y dificultado el sistema de riego. Hoy se ve el resultado de la acumulación de ese mal.

La última alarma la acaba de lanzar el departamento de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional, sede Medellín.

Uno de los lugares más afectados es el Distrito de Usosaldaña. En las 14 mil hectáreas que lo conforman se encuentran alrededor de 1.400 pequeños productores de arroz que se sirven del río para regar sus cultivos.

Pero, según Óscar Cardozo, patólogo investigador de Fedearroz, “el nivel del agua ha disminuido últimamente y cada vez hay menos posibilidades de regar las plantaciones”.

Además, con la corriente bajan residuos de mercurio y otros químicos que se utilizan en la extracción de oro.

“Esto hace que aumenten los costos de la limpieza de los canales de conducción de agua que alimentan los lotes de producción”, asegura Rafael Hernández, director de Fedearroz.

En los últimos años, según cuenta Cardozo, los sedimentos y los desechos en el río siguen aumentando, debido a la utilización cada vez más frecuente de maquinaria pesada para la explotación del oro.

“Antes, cuando la extracción se hacía de manera artesanal, no había tanto problema. Pero ahora, que se están usando retroexcavadoras en las minas que quedan sobre los 700 y 1.000 metros sobre el nivel del mar, el agua se está llenando de arena y limo”, afirma.

Según este experto, para solucionar el problema se requieren grandes obras de ingeniería que permitan que el agua circule hacia las bocatomas, pero, debido a la escasez de recursos, no se han podido realizar.

“Aunque el Ministerio de Agricultura ha tenido la intención de ayudarnos, aún necesitamos más apoyo por parte de las corporaciones autónomas regionales”, dice el investigador.

Por su parte, Gabriel Núñez, gerente del distrito de adecuación de tierras de gran escala del río (Usosaldaña), le aseguró al medio universitario Unimedios que ellos invierten más del 40% del presupuesto del distrito (4 mil millones de pesos anuales) para extraer los sedimentos de los principales canales.

De no encontrar una pronta solución a esta problemática, una buena parte de la población del sur del Tolima se vería perjudicada.

En municipios como Saldaña, Espinal y San Rafael, que están en esa parte de la región, los cultivos de arroz representan el 48% de los ingresos de sus habitantes y el 60% de su Producto Interno Bruto. Cerca del 50% del empleo depende directa o indirectamente de esa actividad agrícola.

En Colombia, el departamento tolimense es el responsable del 40% del la producción nacional de arroz.

http://www.elespectador.com/impreso/vivir/articulo-366385-mineria-amenaza-cultivos-de-arroz

Naciones Unidas, Derechos Humanos, Oficina del alto comisionado, Colombia

Contacto

Teléfonos: +57 (601) 658 3300