La búsqueda de las personas desaparecidas a la luz de los principios rectores de la ONU

Reunión

Conversatorio entre Juliette De Rivero y Luz Marina Monsón con motivo de la presentación del Plan Nacional de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas

 

Bogotá 16 de junio de 2022.

 

Juliette De Rivero, representante  en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Deseo expresarles mi profundo reconocimiento y un saludo especial a los familiares de las víctimas, personas que buscan, organizaciones de derechos humanos, organizaciones ttécnico forenses, y autoridades étnicas.  También expreso mi saludo a las instituciones y colegas de la cooperación internacional que se encuentran presentes.

Agradezco la invitación realizada por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas para participar en este importante espacio orientado a la socialización de la priorización del Plan Nacional de Búsqueda – herramienta de planeación estratégica para la búsqueda sistemática de las personas desaparecidas-

  1. ¿La búsqueda debe desarrollarse en el marco de una política pública que tenga en cuenta la norma internacional?

Las normas que componen el derecho internacional de los derechos humanos, en particular, aquellas que abordan de manera específica las obligaciones de los Estados para la prevención y la protección frente a desapariciones forzadas tienen como objetivo principal promover el respeto universal de los derechos y libertades fundamentales inherentes a la persona.

En materia de desaparición forzada, en el ámbito del Sistema universal de protección de los derechos humanos tenemos:

  1. i) la Declaración para la Protección de todas las Personas contra la Desaparición Forzada; i) la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra la Desaparición Forzada; iii) el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otros. Este conjunto de normas consolida un sólido sistema jurídico para los Estados.

En materia de búsqueda de personas desaparecidas, El Comité contra la Desaparición Forzada, órgano de tratado que supervisa la aplicación de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, adoptó los Principios Rectores para la Búsqueda que constituye una herramienta técnica esencial para que los Estados implementen mecanismos, procedimientos y métodos que permitan  materializar y garantizar las disposiciones en materia de búsqueda previstas en la Convención.

Frente a casos de desaparición forzada y otras formas de desaparición ocurridas en el marco del conflicto, el cumplimiento de la obligación internacional de la búsqueda es fundamental para garantizar el derecho a la verdad, la justicia y la reparación integral.

En consecuencia, los Estados deben formular e implementar medidas orientadas a la búsqueda, localización, liberación, identificación y restitución de cuerpos cuando corresponda.

Una de esas medidas es la formulación de una política pública en materia de desapariciones para atender el problema que impacta a las familias y a la sociedad en su conjunto, es decir, que la política pública en materia de búsqueda debe responder a una acción planeada, decidida y coherente con el análisis del problema, en la que participan diferentes instancias del Estado.

Por ello, un camino necesario para que el Estado cumpla con las obligaciones internacionales en materia de búsqueda es la formulación y puesta en marcha de políticas públicas para estructurar y articular la respuesta institucional, ello permite que los esfuerzos institucionales deriven en el impacto positivo sobre las vidas de las personas que buscan, aliviando la angustia y la incertidumbre que genera el desconocimiento de un ser querido desaparecido.

  1. ¿Por qué se plantea que la búsqueda debe surgir de una estrategia integral? ¿Qué elementos deben tenerse en cuenta según este principio?

Antes de responder la pregunta, es relevante conocer los antecedentes de la consolidación de los Principios Rectores para Búsqueda adoptados por el Comité. Los expertos independientes del órgano de tratado acopiaron las experiencias, buenas prácticas y lecciones aprendidas en materia de búsqueda de personas desaparecidas, en diálogos con la sociedad civil; organizaciones de víctimas, familiares, expertos independientes, Estados y organismos intergubernamentales.

Adicionalmente, retomaron la experiencia propia en el marco de las acciones urgentes y casos individuales, para consolidar una herramienta para fortalecer el trabajo de los Estados parte en el cumplimiento de la obligación de búsqueda de las personas desaparecidas.

Algunas de las personas aquí presentes participaron en los diálogos y aportaron su conocimiento y experiencia para esta valiosa herramienta.

En consideración a que las desapariciones forzadas y otras formas de desaparición tienen un carácter pluriofensivo, y a que se deben tener en cuenta otros elementos como la gravedad, el impacto, las variaciones en la comisión de esta violación de derechos humanos, y su complejidad se requiere que la búsqueda se configure como un proceso analítico, secuencial y metodológico.

Desde esta visión el proceso de búsqueda implica la formulación de una estrategia integral, detallada, exhaustiva, técnica y eficiente.

De acuerdo con el Principio 8 la búsqueda debe realizar con una estrategia integral, el Comité brinda orientación sobre los elementos que confluyen en la formulación de este tipo de estrategias, a saber:

  1. Uso de criterios y métodos técnico-forenses;
  2. reconocer las experiencias de las instituciones competentes y de las personas buscadoras, al igual que, experiencia profesional y especializada;
  • garantizar la recopilación de información diversa para la construir contextos de las desapariciones e hipótesis de búsqueda;
  1. incorporación en la estrategia de los enfoques diferenciales, aplicado, en la caracterización del desaparecido, como en la persona buscadora;
  2. Examinar múltiples hipótesis de la búsqueda;
  3. La estrategia debe incluir todas las actividades y medios requeridos para establecer un plan de acción, cronograma, presupuesto y evaluación continua.

Para la Oficina es relevante que se continúen consolidando las estrategias integrales para la búsqueda y se continúe redoblando los esfuerzos para la incorporación práctica de los elementos recomendados por el Comité en este principio rector.

  1. ¿Por qué el Comité de ONU contra la DF, planteó que es necesario que la búsqueda se realice de manera organizada para que sea eficiente?

El Comité parte de la observación de que, en algunos Estados parte persiste un vacío institucional en relación con la búsqueda. Por esta razón, en el Principio 10, se incentiva la creación de instituciones que tengan como mandato la búsqueda de las personas desaparecidas, con independencia del tipo de desaparición. No obstante, la experiencia comparada ha demostrado que, su creación en sí misma no garantiza que haya resultados en el hallazgo de personas.

Por esta razón, el Comité recomienda que el Estado debe garantizar que esas instituciones cuenten con las facultades legales, administrativas, técnicas, financieras y las condiciones de seguridad para garantizar los derechos de las víctimas a conocer el paradero de su ser querido desaparecido y la verdad sobre lo acaecido.

Los Estados deben tomar todas las medidas a su alcance para garantizar que las instituciones con competencias en la búsqueda cuenten con los medios técnicos y capacitación permanente, a fin de asumir el reto de la búsqueda; atendiendo a los desafíos geográficos y de los patrones de ocultamiento utilizados en la comisión de las desapariciones.

La búsqueda organizada supone que las instituciones dispongan de las facultades legales y administrativas para acceder a la información y a los lugares relevantes para la búsqueda y, de ser necesario protegerlos, entendiendo que en el proceso de búsqueda uno de los pilares fundamentales es la información.

En ese sentido, La Oficina en sus informes anuales, en particular, en 2021 exhortó al Estado colombiano a “fortalecer al Instituto Nacional de Medicina Legal y al Banco de perfiles Genéticos”, este fortalecimiento es inaplazable para agilizar los procesos de identificación humana y contribuir a la respuesta eficiente en materia de verdad.

  1. ¿Cuál es la importancia que tiene hoy que el Plan Nacional de Búsqueda de la Unidad, haya sido diseñado a la luz de los principios rectores del Comité de ONU contra la DF?

El Comité, en las Observaciones sobre la información complementaria presentada del Estado colombiano alienta a que en el diseño e implementación de estrategias integrales se adopten sistemáticamente los Principios Rectores. La incorporación de los Principios en el diseño del Plan Nacional de Búsqueda da cuenta de que se está acogiendo la observación del órgano de tratado, y que hay una voluntad política de implementarlos.

De otro lado, que el diseño del Plan Nacional de Búsqueda de la UBPD retome las lecciones aprendidas y experiencias que se consolidan en los Principios Rectores es una oportunidad para mejorar y fortalecer las estrategias de búsqueda en el país.

Su incorporación constituye un aporte significativo para la política pública en materia de desaparición forzada. Adicionalmente, la participación de diversos actores de la sociedad en el diseño del PNB garantiza la incorporación de las experiencias y aprendizajes consolidados durante décadas de trabajo para dar con el paradero de las personas desaparecidas.

Teniendo en cuenta que las dimensiones de la desaparición forzada y otras formas de desaparición son altas en el país y la búsqueda implica atender desafíos técnicos y humanos. La UBPD debe atender el reto de la organización de la masividad de los datos e información, para la formulación de estrategias metodológicas rigurosas y sistemáticas que puedan ser probadas y replicadas en diferentes escenarios, para que los procesos de búsqueda sean escalonados y ordenados para una mayor efectividad.

Desde esa perspectiva, el establecimiento de los criterios de priorización que se conocerán en el Plan Nacional de Búsqueda da cuenta del ejercicio riguroso mediante el cual se realizó la interrelación de las siguientes variables; i) cuantitativas de las desapariciones; ii) vulnerabilidad de víctimas y lugares; iii) enfoques diferenciales; iv) avance en los Planes Regionales de Búsqueda; v) confluencia con planes institucionales, entre otros. Considero que el Plan Nacional de Búsqueda de la UBPD es un avance para la agrupación de estrategias, que en principio posiblemente estaban aisladas y dificultan la consolidación integral del panorama amplio que demanda la búsqueda.

Resaltamos que la publicación del Plan Nacional de Búsqueda es una oportunidad de acceder a los Protocolos de manera transparente y eficiente (principio 14), en perspectiva de que las víctimas, organizaciones, instituciones y cooperación podamos hacer retroalimentación y seguimiento. Lo anterior, con el fin de aportar a su innovación y actualización periódica, tal como ha sido recomendado por el Comité.

La Oficina en el marco de la asistencia técnica brindada a las instituciones y a las organizaciones de la sociedad civil ha estado realizando la socialización de los Principios Rectores, para incentivar la implementación y la apropiación de su contenido como herramienta para el mejoramiento de la política, programas, planes y procedimientos institucionales, que garanticen la participación de las víctimas y organizaciones, y la incorporación de enfoques diferenciales en la búsqueda de las personas desaparecidas.

  1. ¿Cómo podemos comprender el principio de coordinación de la búsqueda? ¿Qué ha demostrado la experiencia internacional respecto de la búsqueda de las personas desaparecidas, por ejemplo, en situaciones de desaparición en fronteras o cuando existen en un mismo país diferentes entidades con competencia en la búsqueda?

Los Estados para cumplir su obligación de búsqueda debe acudir a todas las medidas a su alcance para dar con el paradero de las personas desaparecidas y para erradicar su ocurrencia. Por esta razón, en algunos países del hemisferio se ha acudido a la conformación de mecanismos extrajudiciales- administrativos y/o judiciales, a fin de atender las demandas de las personas buscadoras.

En el caso de Colombia durante décadas la búsqueda se realizaba exclusivamente a través del ámbito judicial de la investigación penal.

Actualmente, con la creación de la UBPD como mecanismo extrajudicial y humanitario se fortaleció la capacidad del Estado para atender de manera integral los derechos de las víctimas. El desafío hacia adelante es la consolidación de la respuesta estatal complementaria y eficiente en materia de búsqueda y persecución penal.

Con miras a garantizar la efectividad y exhaustividad de las medidas extrajudiciales y judiciales, entre otras, el Comité contra la Desaparición Forzada ha propuesto la instalación de un órgano articulador y coordinador, que lidere la creación de procedimientos administrativos o legislativos que garanticen la coordinación de todos las entidades estatales y los distintos niveles, de igual modo, este órgano deberá garantizar la transferencia e intercambio de experiencia y conocimiento, en el caso en particular de Colombia, el conocimiento que desde la Fiscalía se ha consolidado en búsqueda e identificación, mediante el establecimiento de canales de comunicación para el flujo de información y tecnologías.

Frente a este reto, es conveniente resaltar el principio 13 “Búsqueda interrelacionarse con la investigación penal” una buena práctica es la retroalimentación permanente y sin demora de los hallazgos en la investigación penal con los procesos de búsqueda, sobre la base de la legislación y procedimientos consensuados que eviten la sobreposición e interferencia de funciones entre las dos medidas y, aseguren la complementariedad, de tal modo que, procuren por brindar respuestas sólidas y oportunas en perspectiva de garantía de derechos.

  1. Finalmente, conforme se reporta en la actualidad frente a la ocurrencia de nuevos casos de desaparición forzada y otras formas de desaparición ¿Cómo un plan de búsqueda puede entenderse como parte de una política para la verdad y la no repetición de la desaparición forzada y la desaparición por otras circunstancias asociadas al conflicto?

La No repetición de las violaciones de derechos humanos deriva de la puesta en marcha de múltiples estrategias y, es la consecuencia, de la garantía efectiva de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación. El objetivo de la normatividad nacional y de la consecuente creación de medidas nacionales es la erradicación y prevención de cualquier forma de desaparición.

Un primer elemento es que el conocimiento sobre la desaparición forzada y otras formas de desaparición resulta trascendental para adoptar medidas integrales de prevención.

Por otra parte, el esclarecimiento de los hechos y la búsqueda, permiten aliviar el sufrimiento, angustia e incertidumbre de las familias y personas cercanas a quien está desaparecido, así como de su entorno comunitario.

La participación efectiva de las víctimas y personas que buscan en los territorios, y la aplicación de enfoques diferenciales en los procesos de búsqueda son esenciales para contribuir aliviar el dolor y la incertidumbre. En ese sentido, la experiencia de las familias buscadoras en complementariedad con el conocimiento técnico- forense son fundamentales para la participación.

El esclarecimiento de lo ocurrido y la determinación la responsabilidad en la comisión de los crímenes, tanto en el SIVJRNR como en la justicia ordinaria es una condición necesaria para contribuir efectivamente a que no se repita y a que se consolide un mensaje de reprobación de las violaciones de derechos humanos. La acción de la justicia frente a las atrocidades masivas constituye, sin lugar a dudas, una garantía de no repetición, pues envía un serio mensaje de reproche social a dichos comportamientos, y previene futuras violaciones de derechos humanos.

El Estado deberá tomar en marcha estrategias de prevención de la comisión de las desapariciones, cualesquiera que sea sus formas.  En este sentido, la puesta en marcha de una estrategia de búsqueda coordinada bajo criterios de pertinencia y oportunidad, en la que intervengan las entidades encargadas del registro, búsqueda, localización, identificación y entrega, así como las autoridades a cargo de las investigaciones penal derivará en la prevención de las desapariciones futuras, y contribuirá para que de manera articulada se consoliden una política de prevención y atención sobre la base del objetivo común de hallar a las y los desaparecidos y proporcionar una respuesta institucional efectiva en materia de búsqueda.

La Oficina ratifica su pleno compromiso y disponibilidad para continuar facilitando puentes de comunicación entre los diferentes actores que intervienen en los procesos de búsqueda de personas desaparecidas, apoyaremos desde nuestro mandato el proceso de la formulación de política pública nacional en materia de búsqueda de personas desaparecidas. Invito a que todas y todos impulsemos el propósito de consolidar esta política pública, a través de los escenarios en los que participamos a nivel nacional, regional y municipal con el único fin de erradicar la desaparición y aliviar el sufrimiento de las familias de las personas desaparecidas.

Muchas gracias

 

***

Links de interés:

La búsqueda de las personas desaparecidas a la luz de los principios rectores de la ONU

Descargar
Naciones Unidas, Derechos Humanos, Oficina del alto comisionado, Colombia

Contacto

Teléfonos: